fbpx

Por qué utilizar modelo de enfermedades

 

Meteobot® ayuda en el control de las enfermedades de las plantas. Los datos meteorológicos de su campo o huerto se pueden transmitir automáticamente en los modelos de enfermedades de donde se puede generar pronóstico del riesgo de enfermedades del respectivo cultivo.

Los modelos utilizados por Meteobot® son dinámicos y toman en consideración las condiciones climáticas actuales, así como los patógenos disponibles acumulados como resultado de casos anteriores de infección. En las mismas condiciones climáticas, pero con una cantidad diferente de infección potencial, el riesgo de enfermedad pronosticado por los modelos es diferente. Los modelos precisos nos muestran que la presencia de lluvia no siempre causa infecciones, o que mucha lluvia no conduce a contaminación fuerte.

¿Cómo funcionan los modelos?

Los modelos proporcionan pronósticos de enfermedades y plagas teniendo en cuenta las condiciones que favorecen su aparición y desarrollo. Los modelos contienen reglas y algoritmos obtenidos como resultado de muchas pruebas de campo e investigaciones científicas. Estas reglas y algoritmos tienen en consideración  la lluvia, la temperatura, la humedad del aire, la humedad de las hojas, la radiación solar, etc. Los datos provienen directamente de las estaciones meteorológicas y se utilizan para calcular automáticamente un pronóstico para el momento e intensidad esperados de la próxima infección.

Como saben, por ejemplo, las enfermedades causadas por hongos se desarrollan en una humedad y calor determinados. En la práctica, sin embargo, las condiciones y las dependencias entre enfermedades e insectos son a menudo mucho más complejas de lo que podríamos pensar. Incluso si los conocemos, los podemos usar de modo completo solo si los datos meteorológicos se obtienen cada media hora o cada hora y se procesan ​​automáticamente por un ordenador.

Además de los datos meteorológicos, se tienen en consideración muchos otros factores. Los modelos de trigo y cebada, por ejemplo, contienen información incorporada sobre las etapas fenológicas del desarrollo de la planta y el riesgo de rendimiento. La resistencia a enfermedades de las diferentes variedades de cultivos también se incorpora en los modelos. También se tienen en cuenta el cultivo del año anterior, el tipo y la cantidad de fertilizante aplicado, etc. Otros modelos, como los de las manzanas, estiman el efecto residual de los productos de protección de las plantas sobre ciertos patógenos. Todo esto hace que los pronósticos de la enfermedad sean lo más precisos posible.

La información incorporada en los modelos ha sido verificada y validada muchas veces por medio de pruebas de campo tanto en muchos países de todo el mundo como en Bulgaria. Antes de ser aplicados en la práctica, los modelos han sido probados en diversas zonas y situaciones climáticas, bajo diferentes presiones de la enfermedad. Algunos de ellos, como el modelo de la sarna de la manzana, por ejemplo, se desarrollaron a finales de los años 90 del siglo anterior y se han validado en varios continentes desde entonces. Los modelos de trigo y cebada se basan en investigaciones científicas y ensayos de campo a partir de 1997. Otros son más recientes y se han introducido en la práctica después de haber mostrado resultados estables. En nuestro país, en la Universidad Agraria de Plovdiv se trabaja sobre la validación y la adaptación de los modelos de pronóstico a las condiciones búlgaras a partir de 2011.

En base a todas estas características, los modelos proporcionan un pronóstico dinámico para el momento esperado y el grado de riesgo de infección.

El propósito es rociar solo cuando sea necesario y con el producto más adecuado.

¿Por qué utilizar modelo de enfermedades?

Los agricultores ahorran como medio  23 euros/hectárea de fungicidas y combustible. Anualmente, un campo de 500 hectárea de trigo puede ahorrar 11,500 euros.

Eche un vistazo a las experiencias de nuestros clientes…

RETORNO DE LA INVERSIÓN

* Los datos históricos son necesarios para que el modelo funcione correctamente, incluso si la estación meteorológica se instala después de la fecha de siembra o después del inicio de la temporada de crecimiento.

¿Cómo ayudan realmente las modelos?

  • Rocía solo cuando sea necesario. Los “aerosoles de calendario”, o la pulverización de acuerdo con el término del producto fitosanitario, son una práctica común. Por ejemplo, si el término de un pesticida es efectivo en dos semanas, los agricultores rocían cada dos semanas. ¡Ya no necesita hacer eso! Con la ayuda de los modelos, puede rociar si y cuándo existe un riesgo de infección. Es más efectivo aplicar un producto justo antes o inmediatamente después de infección y en cualquier caso antes del desarrollo de la enfermedad – en este momento, el agente de la enfermedad es más vulnerable y el efecto de la pulverización es el más fuerte.
  • Elige el producto más adecuado. Ya no tiene que rociar “a ciegas” o “por si acaso”. Los modelos toman en consideración su situación individual y le brindan un pronóstico sobre el riesgo de enfermedad específica para sus cultivos. De esta manera puede reducir o diversificar el uso de productos de protección de plantas de amplio espectro. En su lugar, puede utilizar el producto más efectivo, que tendrá la acción más adecuada (preventiva o curativa) en su caso específico
  • Evita la resistencia. Cuando un producto se usa con demasiada frecuencia contra ciertos agentes patógenos, con el tiempo ellos se vuelven resistentes a él. Este puede ser el caso, por ejemplo, con fungicidas de sistema (curativos) o productos de amplio espectro. La resistencia también puede ocurrir en el caso de “aerosoles de calendario”. Si la infección se produjo hacia el final del término del producto, cuando su efecto protector es más débil, algunos de los patógenos pueden sobrevivir. Los microorganismos supervivientes pueden volverse más resistentes contra este producto durante las próximas aplicaciones. Para evitar la resistencia, con la ayuda de los modelos, puede reducir el uso de ciertos pesticidas o rotarlos. De esta manera puede mantener un “triunfo”, que puedes usar cuando sea realmente necesario. Además, al pulverizar en el momento adecuado, minimiza la posibilidad de que sobrevivan patógenos, que pueden haberse vuelto resistentes.
  • Menos estrés en períodos de mucho trabajo. El pronóstico de riesgo de enfermedad le brinda mayor tranquilidad, especialmente en la primavera, cuando el personal y la maquinaria están ocupados con muchas actividades (fertilización, siembra, aplicación de herbicidas, etc.) si no existe ningún riesgo en este momento, puede posponer la fumigación varios días para terminar sus otras tareas importantes.
  • Protección integrada de plantas. Los modelos ayudan en usar los productos más adecuados y rocían solo según sea necesario para poner el riesgo por debajo del umbral perjudicial.
  • Bio-producción. Cuando pulveriza a tiempo, puede usar los fungicidas permitidos y evitar el uso de productos restringidos.
  • Mayor uso de productos de contacto o genéricos. El pronóstico oportuno le permite utilizar más productos de contacto (que curativos), especialmente en plantas perennes. De esta manera, disminuye la probabilidad de resistencia y de residuos de pesticidas en los productos agrícolas. Además, cuando sabe cuál es el riesgo en su situación particular, puede hacer un uso más amplio de los productos genéricos de protección de plantas.

Para una consulta individual sobre cómo usar los modelos en su granja, contáctenos en 0896 95 96 28 o en el correo electrónico: info@meteobot.com.